Despidos en atucha (1)

Las inspecciones internacionales en la Central Nuclear Atucha se realizarán bajo estrictas medidas

Con la debida autorización de las autoridades argentinas y en cumplimiento de los compromisos que el país tiene en materia de salvaguardias nucleares, la Central Nuclear Atucha recibirá, del 26 al 29 de mayo próximos, una misión conformada por cuatro inspectores internacionales y dos nacionales . 

Las salvaguardias son un conjunto de medidas técnicas que se aplican a instalaciones y materiales nucleares para verificar que su uso sea exclusivamente con fines pacíficos. Aún durante la pandemia de COVID-19 las actividades de salvaguardias continúan llevándose a cabo en todo el mundo.

Para cumplir con las previsiones de los acuerdos asumidos por el país en el marco de la Agencia Brasileña-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC) y con el Organismo Internacional de Energía Atómica  (OIEA), se implementarán todas las medidas de prevención necesarias para proteger al personal de planta, a los funcionarios nacionales involucrados y a la población.

Los inspectores arribaron al país y cumplieron con una cuarentena de 14 días en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a las condiciones y seguimiento de la autoridad competente. Antes de realizar tareas en Atucha, visitaron la Central Nuclear Embalse, en donde iniciaron la misión.

En este sentido, Nucleoeléctrica estableció un protocolo de admisión para asegurar que cumplan con todas las medidas de prevención para ingresar a la central. De esta manera, los inspectores deben informar a la empresa cualquier síntoma relacionado con COVID-19 desde el momento de su arribo.

Antes de iniciar las inspecciones, serán evaluados por el servicio médico de la central y deberán firmar una declaración jurada de salud. Asimismo, durante toda la misión los inspectores serán acompañados en planta por una persona de la empresa que garantizará el cumplimiento de los protocolos vigentes. Fuera del horario laboral deberán seguir las medidas adoptadas por los Estados Nacional, Provincial y Municipal.

El estado de salud de los inspectores es monitoreado diariamente por Nucleoeléctrica Argentina desde el inicio de la misión y se les aplicará a ellos el mismo criterio precautorio que adoptó la empresa para sus trabajadores. Ante una temperatura corporal igual o mayor a 37.1 °C o si presentan síntomas compatibles con COVID-19 no deberán concurrir a la central y, además, informar a la empresa.

Asimismo, los inspectores deberán completar diariamente su hoja de ruta para mantener un registro de todos los lugares y personas con los que estuvieron en contacto y respetar el distanciamiento social. En caso de que la tarea no lo permita deberán utilizar elementos de protección personal.

Una vez finalizada la misión, los inspectores tendrán que informar a Nucleoeléctrica Argentina cualquier cambio en su estado de salud relacionado con los síntomas compatibles con COVID-19 por un plazo de 14 días.

Las inspecciones de salvaguardias nucleares en la Central Nuclear Atucha se realizarán con la coordinación de la Autoridad Regulatoria Nuclear y son un ejemplo del compromiso del país con la no proliferación nuclear y el uso pacífico.



Dejá tu Comentario