En marzo se perdieron 48 mil puestos de trabajo y abril registró la mayor caída de empleo desde 2002

68

Los datos surgen de un informe realizado por el Centro de Estudios Metropolitanos. Pese a la pérdida de empleo, el estudio señaló que las empresas han optado por las suspensiones, por sobre los despidos, para hacer frente a la crisis.

Según Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), en marzo se perdieron 48 mil puestos de trabajo en el sector privado con respecto a febrero, en el marco del primer mes de la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional para combatir la pandemia de coronavirus. Además, en relación con el mismo mes del año anterior se perdieron 195 mil empleos.

El informe indica que también hubo una reducción de 44 mil trabajadores en la categoría “monotributista”, de más de 7 mil para asalariados en casas particulares y casi 7 mil para los trabajadores autónomos.

Los datos pertenecen a un relevamiento que el CEM realizó sobre el impacto que la pandemia tuvo en el empleo forma argentino durante marzo y abril de 2020. El CEM es un centro universitario integrado por miembros de la Universidad para la Educación y el Trabajo (UMET), la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham.

“Producto de las restricciones en materia sanitaria, la gran mayoría de las actividades durante el mes de marzo tuvieron una contracción en sus niveles de empleo”, indica el informe, que detalla que “es el caso de la pesca (-5.3%), la construcción (-4,6%), hoteles y restaurantes (-1,7%), servicios sociales (-1,4%), la industria (-0,4%) y comercio (-0,4)”.

El distrito más afectado por la retracción del empleo durante el primer mes de cuarentena fue la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que perdió unos 58 mil puestos de trabajo con respecto a marzo de 2019 y 8 mil con respescto a febrero de 2020.

Por otro lado, el estudio señala que en abril “el empleo registrado en empresas cayó un -0,6% en relación a marzo”. De esta forma, abril registró su mayor caída desde el año 2002. “A pesar de ello, no se refleja un agravamiento de la situación laboral con respecto a marzo de ese año, cuando la reducción del empleo formal llegó al -0,5%”, añadieron.

En el cuarto mes del año, siempre según el estudio del CEM, se evidenció que las empresas optaron por suspender personal, por sobre los despidos, para hacer frente a la crisis pandémica. Sin embargo, el porcentaje de suspensiones (14%) superó los niveles históricos en la materia.

Fuente: infocielo.com