PLAN PARA MEJORAR LOS CAMINOS RURALES

82

En un acto en Casa Rosada realizado esta mañana, el Intendente Osvaldo Cáffaro firmó un convenio para asistencia directa y obras de infraestructura con el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en el marco de las asistencias que se están brindando a los productores afectados por las últimas inundaciones en la provincia de Buenos Aires.

En total, el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, firmó convenios por 90 millones de pesos con 52 municipios bonaerenses.

El gobierno nacional destinó esos aportes a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, y fueron anunciados en un acto en el “Salón Norte” de Casa Rosada con la presencia el jefe de Gabinete de Ministros, Aníbal Fernández; el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, el secretario General de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabatella, intendentes y funcionarios nacionales y provinciales.

También estuvieron presentes Cristian Amarilla, director Nacional de Coordinación Política, y Matías Francos, representante de la Secretaria de Comercio del Ministerio de Economía.

“Queremos reconocer el rol de los intendentes y su trabajo para con la comunidad. Ellos son quienes identifican y comunican las necesidades de los habitantes, lo que nos permite a nosotros responder positivamente a esas demandas que ayudan al desarrollo de los productores y de las comunidades”, afirmó Casamiquela, quien estuvo acompañado por su jefe de Gabinete, Héctor Espina, y los secretarios de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria, Javier Rodríguez, y de Desarrollo Rural, Carla Campos Bilbao.

El Intendente Cáffaro comentó que los fondos serán utilizados para reparar los caminos rurales y facilitar el trabajo de los productores del distrito.

“Ésta es una acción del Estado Nacional, que trabaja de forma mancomunada con las provincias y los municipios para dar respuestas rápidas a las solicitudes de los intendentes, de los productores y de los trabajadores rurales. Este es un Estado que se revalorizó en la última década, que está presente y que tiene una mirada más articulada”, subrayó el candidato a Gobernador por la Provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández.

Javier Rodríguez señaló que “se firmaron 65 convenios, a través de los cuales se asistirá de manera directa a más de mil productores afectados y se entregarán aportes a los municipios para la reparación y mejora de caminos rurales, que beneficiará a 19.200 productores”, y agregó “el objetivo es dotar a los municipios de herramientas que les permitan afrontar en mejores condiciones los próximos meses, que según los pronósticos se espera que sean muy lluviosos”.

Los municipios que recibieron aportes para la reparación y mejora de caminos rurales son: 25 de Mayo, Adolfo González Chávez, Alberti, Arrecifes, Ayacucho, Azul, Baradero, Benito Juárez, Bolívar, Bragado, Brandsen, Campana, Cañuelas, Capitán Sarmiento, Carlos Casares, Carmen de Areco, Castelli, Chacabuco, Chascomús, Dolores, Exaltación de la Cruz, General Arenales, General Belgrano, General Las Heras, General Paz, General Viamonte, Guaminí, Junín, Laprida, Las Flores, Lezama, Lincoln, Lobos, Marcos Paz, Mercedes, Monte Navarro, Necochea, Pila, Punta Indio, Rauch, Roque Pérez, Saladillo, Salto, San Antonio de Areco, San Nicolás de los Arroyos, Suipacha, Tandil, Tapalqué, Tordillo, Tornquist, Tres Arroyos y Zárate.

En nuestro país existen cerca de 556.481 kilómetros de caminos rurales de tierra y/o ripio perteneciente a la red Nacional, Provincial y Municipal que son vitales para que la producción agropecuaria llegue a los puertos, ciudades e industrias, y para que los pobladores puedan acceder a la salud y educación.

En el trabajo articulado con los municipios se apunta a mejorar la red secundaria y terciaria de caminos rurales de comunas y municipios en situación de emergencia agropecuaria, mediante aportes a las tareas de refacción, mantenimiento y mejora vial.

Este proyecto está orientado a restablecer las condiciones productivas de las zonas rurales que han sido afectadas por factores climáticos adversos y a evitar futuras pérdidas por los mismos.