¿RUPTURA EN LA UNIÓN INDUSTRIAL ARGENTINA?

47

Industriales bonaerenses acusan a la UIA de “ocuparse de las grandes empresas y dejar de lado a las pymes”

El presidente de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA), Raúl Lamacchia, integrante de la Coordinadora Industrial bonaerense, advirtió hoy que la nueva conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA) “tiene por objetivo ocuparse de prioritariamente de las grandes empresas y proteger sus negocios, sin tener en cuenta a miles y miles de pequeñas y medianas empresas”.

El zarateño Silvio Zurzolo como Vicepresidente de FEBA habría participado de reuniones en las últimas semanas donde se definió y desató esta ruptura de las entidades bonaerenses con la UIA, de hecho el ex Presidente del Centro de Comercio, es uno de los consejeros designados por FEBA.

“Los industriales bonaerenses no nos sentimos representados por la UIA”, subrayó Lamacchia a Télam, al tiempo que indicó que las entidades provinciales siguen asociadas a la entidad fabril “con 19 representantes en el Consejo Directivo, pero sin presencia en el Comité Ejecutivo ni en la Junta Directiva”.

A su criterio, la actual conducción de la UIA, cuyo nuevo presidente es el representante de Arcor, Adrián Kaufmann Brea, “quiere imponer condiciones a las pymes”, y opinó que la elección de dirigentes en el seno de la central fabril “se hace con un sistema que no es de consulta clara y transparente a las entidades que la componen”.

En ese sentido, estimó que la elección de autoridades “se hace más que nada a través de socios, en forma personal y no en representación de sectores, que terminan definiendo y decidiendo, sobre todo las grandes empresas como Techint y Arcor, quienes son los integrantes de la conducción”.

“Los industriales bonaerenses no sentimos la unidad que pregona la nueva conducción, sino que nos sentimos el furgón de cola, que le damos representatividad cuantitativa, pero que las decisiones importantes las siguen tomando ellos en beneficio de las grandes empresas”, sostuvo Lamacchia.

Consideró que la actual conducción de la UIA “tiene una actitud discriminatoria del empresariado industrial bonaerense, por cuestiones que suenan políticas, y uno no sabe por qué”.

La Coordinadora Industrial bonaerense, que también integran la Adiba y la Uipba, emitió una solicitada donde aclaró que ese sector no integra los órganos directivos de la nueva conducción de la UIA porque la propuesta de representantes presentada fue “rechazada, por razones inexplicables racionalmente y que rayan lo político, al querer cambiar nuestros delegados, lo que hizo que no se aceptara la imposición pretendida”.

“Feba, con Adiba y la Uipba, son entidades autónomas e independientes, con poder de decisión propio, siendo inadmisible que dirigentes ajenos a esas entidades pretendan determinar quienes nos deban representar”, indicaron las entidades, un día después de la asunción de las nuevas autoridades de la central fabril.

Señalaron que Buenos Aires, el distrito más industrializado del país, “por primera vez no tiene participación efectiva en la conducción de la UIA, a pesar de su predisposición positiva a ello, pues una vez más las grandes corporaciones quieren imponer su voluntad”.

Advirtieron sobre “la improcedencia de pretender imponernos quien podría ser o no miembro de nuestra representación en los cuerpos orgánicos de la UIA, haciendo responsable de la falta de presencia de la provincia de Buenos Aires a quienes han querido manejar la entidad en beneficio del poder concentrado de las grandes corporaciones, usando al resto de la industria como furgón de cola, alejadas de las decisiones importantes y trascendentales para la industria nacional.