PROPONEN POR LEY PROTEGER A MEDICOS, ENFERMEROS Y MAESTROS FRENTE A LA MULTIPLICACION DE HECHOS DELICTIVOS QUE LOS DEJAN INDEFENSOS

6

Los considerandos de la iniciativa se sustentan en que quienes cometan delitos dolosos contra médicos, enfermeros y/o maestros, con motivo u ocasión de sus funciones, no puedan beneficiarse de la excarcelación ni de ningún tipo de alternativa a la detención, por caso, prisión domiciliaria.

Este impedimento también abarca a la excarcelación extraordinaria y a los institutos de morigeración o alternativa a la prisión preventiva, evitando así que el imputado pueda acogerse a alguno de ellos mientras se sustancia su causa.

En la génesis de sus fundamentos, el proyecto de Ley establece que: “si una persona no tiene respeto por la labor de un médico, un enfermero o un maestro, que están indefensos frente al agresor y que además le está prestando un servicio esencial, seguramente no respetará el llamado del Fiscal y tratará de eludir la acción de la justicia”, sostiene Paris.

Son comunes a ambos casos, las secuelas que afligen a los educadores y prestadores de salud afectados; de allí que es dable abordar ambas circunstancias en una misma norma, atento el interés que jurídicamente se quiera preservar en ambas áreas.

La parlamentaria señala con suma preocupación que “desde hace tiempo se evidencian hechos de violencia contra médicos y maestros, profesiones que son pilares fundamentales de cualquier organización social: los que educan y los que curan; expuestos a la atención indiscriminada de terceros, en especial, los médicos que revisten en las guardias y que deben atender a cualquiera que requiera sus servicios.

“Así – remarca la legisladora- se encuentran en un evidente estado de indefensión frente a los padres, hermanos o parientes de sus pacientes, o también de los educandos, cuando los padres concurren al colegio a quejarse”.

“La docencia es una actividad de excelencia y permite ir enseñando desde muy pequeños a los alumnos conceptos como la autoridad y el respeto, los que se ven mancillados por el muchas veces artero accionar patoteril de algunos progenitores” reafirma Paris.