CUSOLITO GANÓ EN CATAMARCA Y UNIFICÓ TÍTULOS

27

El campeón latino supergallo del WBC, el noqueador bonaerense Emanuel “La Ardilla” Cusolito (54,250 kg. y 21-1, 19 KOs), fulminó al monarca sudamericano supergallo, el correntino Sergio “El Tigre” Santillán (53,900 kg. y 31-14-3, 14 KOs), por nocaut técnico en el segundo asalto, y así defendió por cuarta ocasión su corona, además de destronarlo del cetro sudamericano.

En una esperada unificación, Cusolito, porteño pero criado en Zárate, actual Nº 11 del ranking mundial supergallo del WBC, Nº 11 de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Nº 14 de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), y Nº 1 del escalafón argentino supergallo, impuso toda su potencia y ferocidad para esperar su momento y liquidar con autoridad a un experimentado Santillán, Nº 1 del ranking argentino gallo, ex campeón nacional y sudamericano supermosca, que retara a toda clase de oponentes en el país y el mundo, pero que nada pudo hacer ante su poderío. Luego de tomarle los tiempos en el primer capítulo y el inicio del segundo, “La Ardilla” descargó un fulminante cross diestro al pómulo que envió al correntino de cara al suelo, obligando al árbitro a señalar el final.

Tomando la iniciativa, Cusolito presionó con su mayor alcance con su jab zurdo a un Santillán que boxeaba desde afuera, aunque ninguno llegando pleno. Buscando acortar las distancias en el segundo, el zarateño soltó su izquierda en gancho a las costillas, pero sin impactar a fondo. Parecía estar esperando su momento, guardándose para lo que vendía. Por solo segundo más tarde, “La Ardilla” dio dos pasos al frente y tras conectar dos jabs zurdos al mentón de un “Tigre” que se agachaba, descargó una tan veloz como potente y fulminante derecha cruzada al pómulo de un correntino que se fue sin respuestas y liquidado de cara a la lona, obligando al árbitro José María Sánchez Rosado a decretar correctamente el fuera de combate, sin siquiera iniciar la cuenta. Una vez más, el zarateño de 26 años demostró su devastador poder. Ilusiona, y va por más.

De esta forma, Cusolito, vencedor entre otros del neuquino Miguel Ángel Villegas, el paranaense Jonathan Martínez, y el salteño Juan Pablo Parada, además de un éxito en México, que cediera su invicto el 12 de diciembre de 2012 por nocaut técnico en el quinto asalto frente al santafesino Maximiliano Márquez en el estadio Luna Park de Buenos Aires, pero que se recuperara al liquidar en dos rounds del bonaerense Diego Ramírez, suma su séptimo éxito en fila y retiene por cuarta ocasión el cetro que conquistó en forma interina el 31 de mayo de 2013 al imponerse en decisión técnica en cuatro capítulos al cordobés Julián Aristule en Zárate, y que tras un triunfo defendió -ya como regular- el 8 de marzo de 2014 sobre el ex retador mundialista brasileño Reginaldo Martins Carvalho por nocaut técnico en el primero en Zárate, el 24 de mayo al destruir al rionegrino Nelson Monte también por nocaut técnico en el primero en Ibicuy, Entre Ríos, y el 3 de octubre al despachar al ex retador mundialista misionero Diego Silva por nocaut técnico en el séptimo en Zárate. Así, sumó un nuevo cinturón sobre un experimentado Santillán, con presentaciones en todo el país, Italia -tres veces-, Canadá -dos veces-, Sudáfrica -tres veces-, Estados Unidos, Brasil y Ucrania, pero que no logró defender el cinturón sudamericano reconquistó el 6 de octubre de 2012 sobre el bonaerense Damián Marchiano en fallo unánime en Monte Caseros, Corrientes.

Fuente: boxeo-boxing.com

Foto: archivo