SOSPECHAN DE UNA ORGANIZACIÓN QUE PROMUEVE LAS USURPACIONES

10

Desde el 19 de febrero al día de hoy se produjeron 9 usurpaciones de terrenos. Por eso, para el gobierno municipal, podría tratarse de un plan organizado y sistemático donde ya habría dos personas identificadas que fueron vistas en todas las tomas.

Por otro lado, se destacó que con el rápido accionar de la Municipalidad en asumir el compromiso de trabajar en la problemática desde diferentes áreas de gobierno, y de la Justicia que emitió rápidamente las órdenes de desalojo, se evitó que hoy existan nuevos asentamientos en la ciudad.

Los intentos de usurpación de terrenos comenzaron el 16 de febrero en Calle 48 y Valentín Alsina.

El 19 de febrero los usurpadores usurparon el terreno de Valentín Alsina y Calle 50, terreno que pertenece a la cooperadora Stella Maris, integrada por miembros de Prefectura Naval.

El 21 de febrero se ocuparon ilegalmente los terrenos ubicados sobre la Avenida Antártida Argentina entre 52 y 54.

Al día siguiente, ocurrió lo mismo en el terreno ubicado sobre la Avenida Antártida Argentina entre calles 54 y 56.

El 24 de febrero se produjo una nueva usurpación en un terreno ubicado en la Avenida Antártida Argentina frente a COVEPAM VI (al lado del camping del Sindicato Químico).

A su vez, el 7 y 8 de marzo se produjeron dos usurpaciones nuevas en un terreno ubicado en barrio España, cuyos propietarios esperan que la Justicia emita la orden de desalojo.

Esos mismos días se produjeron usurpaciones en terrenos ubicados en Lima, a 600 metros de la estación de trenes sobre el margen derecho.

En muchos de estos casos, fueron los propios usurpadores quienes mencionaron que estaban siendo acompañados por concejales de la oposición.

Por ello, ante el silencio de muchos dirigentes políticos el secretario de Gobierno Ariel Ríos aseguró en la conferencia de prensa realizada el martes 10 de marzo que “todo el arco político debería pronunciarse sobre la negativa a las usurpaciones”.

“Es un año electoral pero no se le puede mentir a la gente, no hay acceso mágico a la vivienda”, indicó el funcionario.

“Hay un trabajo muy fuerte de la Jefatura Distrital para evitar estas usurpaciones”, afirmó Ríos, pero no desligó de responsabilidades a los dueños de los terrenos: “los propietarios deben delimitar, alambrar, mantenerlos, de otra forma dan el puntapié para que este fenómeno se produzca, vamos con el diálogo permanente con ellos, pero si no actúan, iremos mediante las vías judiciales para que respondan de otra manera”.

Con respecto a los 4 desalojos que realizó la Policía por orden judicial y que contaron con el apoyo municipal, Ríos destacó que más allá de la situación lógica de tensión, no se produjeron incidentes de gravedad.

Mientras se producen los desalojos, equipos de las diferentes áreas de Desarrollo Humano trabajan en el lugar para dar contención en primer lugar, y segundo, información sobre las vías legales para acceder a un terreno.

Graciela Montañez, directora de Hábitat, explicó que “estuvimos presente al momento del desalojo, nuestra intervención es estar para que no surja ningún tipo de conflicto, y por si algún vecino necesita hablar con nosotros para poder establecer la búsqueda de una solución”.

El martes se les propuso a los vecinos crear una cooperativa para trabajar conjuntamente con la Municipalidad y replicar experiencias que han sido exitosas.