MUERTE EN ATUCHA II – COMUNICADO DESDE NA-SA

30

Nucleoeléctrica Argentina lamenta comunicar el fallecimiento de Juan Manuel Serralta, trabajador de la empresa, quien el pasado viernes 22 de agosto sufrió quemaduras producto de un cortocircuito mientras realizaba tareas de rutina en la Central Nuclear Atucha II.

En este sentido, se informa que el incidente ocurrió en condiciones normales de trabajo, dentro de la zona convencional no nuclear de la central y que las razones del evento están siendo analizadas por personal idóneo de la compañía.

A su vez, Nucleoeléctrica Argentina desmiente taxativamente la información publicada el día de hoy en medios digitales, por ser las opiniones postuladas sobre las condiciones de seguridad de la central inexactas y malintencionadas.

El evento en cuestión no pone en riesgo la operación normal y segura de la Central Nuclear Atucha II, la cual cuenta con la licencia de puesta en marcha otorgada por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) el pasado 29 de mayo, dada su completa adecuación a las normas de prevención y seguridad nuclear.

La empresa opera sus centrales aplicando las prácticas internacionales recomendadas por la Autoridad Regulatoria Nuclear y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), del cual el país es miembro desde su origen, reconociendo a la seguridad como el valor principal de la compañía, y procurando la protección del personal, la sociedad y el medioambiente.

Además, la compañía forma parte de la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (WANO), organismo internacional que contribuye a la excelencia de las centrales nucleares, promoviendo en primer lugar la seguridad.

Atucha II se encuentra actualmente en proceso de puesta en marcha, realizándose cada una de las tareas conforme el cronograma, siendo evaluadas y verificadas de acuerdo a la normativa vigente.