Una maestra perdió el trabajo por bailar reggaeton en un concurso

La docente de primaria ganó un concurso de ‘twerking’ durante sus vacaciones

Miss Clarissa es una maestra de primaria en un colegio de México que el verano pasado se fue muy lejos de su ciudad a disfrutar de sus vacaciones. Sin embargo, a esta chica de 24 años no le valieron los 400 kilómetros de distancia (por tierra) que puso para desconectar de la vida educativa, los padres de sus pupilos descubrieron en qué pasaba el tiempo en sus vacaciones.

La seño Clarissa se fue a Cabo San Lucas, una turística zona de la Baja California, y allí participó en un concurso de ‘twerking’, un baile muy sensual que consiste en mover el culo de una forma característica y que han puesto de moda artistas como Rihanna o Miley Cyrus. La maestra ganó el concurso con el primer premio, lo que no se imaginaba es que esa victoria iba a costarle muy cara en el futuro.

Un padre encontró en la red el vídeo del concurso que ganó Clarissa y denunció a la maestra de alumnos de tres años. Ahora, el colegio de Ciudad Obregón donde imparte clases esta maestra ha decidido despedirla por el “enfado de todos los padres del centro”.

Tiene dos licenciaturas, sabe inglés, italiano y español y, además, es docente, da clases de matemáticas, ciencias sociales y gramática en una escuela primaria. Pero un video en el que aparece bailando reggaeton en un concurso – y que fue subido a las redes sociales- le cambió la vida: las imágenes fueron vistas por los padres de sus alumnos y desde la escuela la obligaron a renunciar.

La maestra ha dicho para medios locales que “no me han dado más opción que la resignación”. Clarissa ha explicado que “sabía que había móviles grabando pero no esperaba que fuera a hacerse viral”. Además, la maestra, a la que según los padres “adoraban los niños”, se defiende de los hechos aludiendo a que “estaba en mi tiempo libre, era sólo una competición de baile y estamos en el siglo XXI. Esto no me define como persona”.

Tiene dos licenciaturas, sabe inglés, italiano y español y, además, es docente, da clases de matemáticas, ciencias sociales y gramática en una escuela primaria. Pero un video en el que aparece bailando reggaeton en un concurso – y que fue subido a las redes sociales- le cambió la vida: las imágenes fueron vistas por los padres de sus alumnos y desde la escuela la obligaron a renunciar.



Dejá tu Comentario