elecciones

SUPERANDO TODOS LOS LÍMITES

Los argentinos tenemos esa extraña y afortunada, en algunos casos, capacidad de superar todos los límites y lograr desde un lugar bien alejado de los paises con más poder en el mundo, cosas que sorprenden al propio mundo y del cual a veces ni nosotros mismos nos damos cuenta.

Voy a ejemplificar esta extraña capacidad de superar todos los límites con ejemplos deportivos que a veces olvidamos, pero que hablan de lo bueno que podemos hacer, y por supuesto que empiezo mencionando los dos campeones y dos subcampeonatos del mundo de futbol, pero no hay que olvidar lo que ha hecho el basquet, Carlos Monzón, Juan Manuel Fangio, Los Pumas y si hasta el mismisimo campeón del mundo de autos de turismo es argentino, pero para que seguir detallando a compatriotas que han tenido la capacidad de superar los límites.

Pero sin seguir haciendo historia, ni nombrando hechos o personas que usted ya conoce, me voy a introducir en el verdadero sentido de esta nota, y de como y porque siento que en las últimas horas se superaron todos los límites.

Tal vez, y por que evito hacerlo pero debo reconocer que son muy importantes en este mundo, esta nota no tendría que estar, pero si lo esta focalizada en lo que he leído y visto con pena que se comparte y se extiende, en las redes sociales desde el domingo por la noche, y lo que siento, repito, es que estamos superando todos los límites.

Y estamos superando todos los límites porque se está cuestionando al votante, al ciudadano, al pueblo, a soberano, y si quiere usted ir más allá… a la propia democracia.

Me resulta preocupante y alarmante leer de que manera gente que dice (y lo se) trabaja, colabora, es afiliada o participa, en espacios políticos ataca a través de sus palabras a aquel que votó distinto con agravios, descalificaciones y hasta poniendo en tela de juicio la inteligencia.

Claro que no termina ahí, porque luego sigue a eso la amenaza y el intentar atemorizar que va a pasar si gana este o aquel, como si este o el otro fueran lo peor que le puede pasar a un país que desde que tengo uso de razón “lo voltearon” más de 3 veces, pero con esa extraña capacidad de superar los límites se recuperó, porque así lo quiere y lo logra su pueblo, sí ese mismo que hoy se cuestiona lo que votó.

Entonces en algún punto y siendo un tanto extremista, se me ocurre preguntarles a esos, en su mayoría jóvenes a los que evidentemente los años 70 se los contaron como a mí porque no los vivieron, que entienden por democracia, o para ahorrarles el trabajo acá les dejo una definición: Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes; exacto, SOBERANÍA DEL PUEBLO, el mismo que tiene derecho a votar lo que crea mejor para su bienestar, porque sino puede el pueblo votar lo que quiere ya es otro sistema, si si, ese que no vivieron…

Me gustaría y espero que los argentinos tengamos la extraña capacidad de superar un límite más el de la TOLERANCIA, y sobre todo esos jóvenes que participan en política por fanatismo, que bloquean el ingreso del que quiere participar por un pais mejor, y que cuando algo no les gusta lo mejor es defenestrarlo como si allí estuviera la culpa de todo.

Culpa de todo, y con esto termino, que parece que la tuviera la clase media de este país, si la clase media, si esa misma que se levanta para ir a trabajar y hacer circular a este país, mientras otros superan los límites de lo impensado.



Dejá tu Comentario