senalizacion arsenal 3

SEÑALARON COMO CENTRO CLANDESTINO DE DETENCIÓN AL EX ARSENAL

Histórico: señalan como Centro Clandestino de Detención al ex Arsenal

La Municipalidad de Zárate, la secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires señalizaron ayer el ex Centro Clandestino de Detención (CCD) Arsenal de Artillería de Marina y del Buque Ara Murature pertenecientes a la unidad de Armada Argentina, actual Base Naval de Zárate. El acto se realizó en la intersección de Valentín Alsina y Chacabuco y cientos familiares de desaparecidos,  militantes y vecinos se acercaron hasta el lugar para participar del acto.

El ex Arsenal funcionó como Centro Clandestino de Detención durante la última dictadura cívico- militar (dependiendo operacionalmente del Comando de Institutos militares con asiento en Campo de Mayo). El Barco Ara Murature se encontraba en la costa de Río Paraná y operaba en coordinación con el Arsenal.

Con el ex Arsenal, ya son 90 los sitios señalizados como CCD en todo el país.

El acto contó con la presencia del Intendente Osvaldo Cáffaro; la coordinadora de la Red Federal de Sitios de la Memoria, Judith Said; el subsecretario de DDHH bonaerense, Nicolás Carvalho; el diputado provincial Marcelo Torres; el comandante del Área Naval-Fluvial, contralmirante Germán Cibeira; concejales de diferentes partidos políticos; funcionarios municipales; y familiares de detenidos-desaparecidos.

El Intendente Cáffaro aprovechó la ocasión para informar que el Municipio está llevando a cabo gestiones para que el predio de la Base Naval se convierta en un espacio público que pueda ser utilizado libremente por todos los vecinos. De esta forma, se busca refuncionalizar el uso de todo o parte del predio, una acción similar a la que se llevó a cabo en la ESMA. “La señalización es sólo el comienzo, queremos que éste sea un espacio recuperado, sin barreras”, aseguró el jefe comunal.

En la misma línea se mostró Carvalho, quien destacó que estos predios deben ser recuperados para el uso civil.

El momento más emotivo se vivió cuando se descubrió la placa y muchos familiares no pudieron contener las lágrimas. La Madre de Plaza de Mayo, Mirta, madre de Ricky Monteiro, realizó un conmovedor discurso que completó el diputado Torres cuando leyó una carta que el propio Monteiro –desaparecido cuando apenas tenías 17 años- escribió desde la cárcel.

En la zona Zárate, Campana y Escobar existió un circuito represivo integrado por más de 13 CCD. Las tres ciudades conforman uno de los polos industriales más importantes de la Argentina, es por ello que durante los años del terrorismo de estado se desarrolló una estrategia de control y represión dirigida especialmente al fuerte movimiento obrero y sindical.

Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado

La Ley Nacional N° 26.691 -promulgada en julio de 2011- declara Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado a los lugares que funcionaron  como centros clandestinos de detención (CCD), tortura y exterminio o donde sucedieron hechos aberrantes del accionar de la represión ilegal desarrollada en el país hasta el 10 de diciembre de 1983.

Esta ley garantiza la preservación, señalización y difusión de los sitios de memoria por su valor testimonial y por su aporte a las investigaciones  judiciales.

Más de 600 lugares fueron utilizados por la última dictadura cívico-militar (1976-1983) para el secuestro, la tortura, el asesinato y la desaparición forzada de personas perseguidas por su militancia política, social y sindical y para la  instalación del terror en todo el país, según la nómina oficial producida por el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (RUVTE), dependiente de la Unidad de Investigación de la Secretaría de Derechos  Humanos.

La mayor parte de los lugares utilizados por el terrorismo estatal continúan perteneciendo a las fuerzas armadas y de seguridad federales o provinciales.  De allí que el Estado Nacional, junto con las provincias y municipios de todo el país, lleva adelante una política de hacerlos visibles en el territorio, a través de las señalizaciones que impulsa la Red Federal de Sitios de Memoria.

Algunos de estos lugares fueron reconvertidos en espacios de memoria, en los que se realizan de modo permanente actividades de memoria, investigación, educación y promoción de derechos, como los ex centros clandestinos de detención ESMA y “Olimpo” en la ciudad de Buenos Aires,  “Mansión Seré” en Morón, provincia de Buenos Aires, y la D-2, “La Perla” y el Campo de la Ribera en la provincia de Córdoba, entre otros.

Red Federal de Sitios de Memoria

La Red Federal de Sitios de Memoria es un organismo interjurisdiccional que articula la gestión de políticas públicas de memoria entre el Poder Ejecutivo Nacional y las áreas estatales de  Derechos Humanos de las provincias y municipios, con eje en las  iniciativas de investigación, educación y comunicación que se llevan  adelante en los ex centros clandestinos de detención y otros sitios  de memoria del terrorismo de Estado.

La coordinación general de la Red está a cargo del Archivo Nacional de la Memoria, que funciona en el Espacio Memoria y Derechos  Humanos (ex ESMA) y depende de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

La Red Federal de Sitios de Memoria, que depende de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, tiene a su cargo la señalización de los sitios de memoria del terrorismo de Estado.

Las señalizaciones son placas, carteles o pilares de gran tamaño y visibilidad que se ubican en el ingreso a los cuarteles, comisarías y toda dependencia en la que se hayan cometido o planificado crímenes de lesa humanidad, tanto durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) como en otros momentos de nuestra historia.

Las marcaciones cuentan con información para que toda la comunidad conozca lo ocurrido en los sitios, ya que muchas veces se desconocen los crímenes que se produjeron en nuestros propios barrios, en la comisaría del pueblo, en regimientos y bases militares cercanas, o en calles por las que transitamos cotidianamente.

Esta política, que se articula con los ministerios de Defensa y de Seguridad y con los estados provinciales y municipales de todo el país, convoca la más amplia participación de los organismos de derechos humanos locales, sobrevivientes de los centros clandestinos de detención, ex presos políticos, familiares de los detenidos-desaparecidos y asesinados, organizaciones políticas y sociales y vecinos de los lugares donde sucedieron los hechos.

El proceso de gestión de las señalizaciones implica varios meses de trabajo en el territorio, que se proponen acompañar a las víctimas y a los testigos que durante años han sostenido la denuncia de estos crímenes y promover el involucramiento y la activa participación de la comunidad en la construcción de la memoria colectiva.

En Zárate, el departamento de DDHH municipal a cargo de Juan Manuel Aolita trabaja en este y otros temas en forma conjunta con varios organizaciones de DDHH locales



Dejá tu Comentario