jugueteria

Según CAME: las ventas minoristas de Reyes cayeron 11,5%

A la baja del consumo en general, se suma que la fecha viene perdiendo atractivo año tras año. Las ventas en locales físicos descendieron 13,3% mientras que online subieron 0,9%. El ticket promedio este año rondó los $600, un 39,5% por encima del 2018.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas pymes durante la semana de Reyes cayeron 11,5% frente a la misma fecha de 2018. Incidió además del declive del consumo general, que este es un festejo que cada año va perdiendo atractivo entre las familias. Se nota especialmente en coyunturas menos favorables, cuando ese gasto se relega aún más.

En la modalidad online, las ventas subieron 0,9% (siempre medidas en unidades), mientras que en los locales tradicionales, declinaron 13,3%.
Así surge del relevamiento realizado por CAME entre el 4 y 5 de enero en 1560 comercios de las ciudades capitales del país, incluyendo CABA y Gran Buenos Aires, por un equipo de 35 encuestadores y 5 supervisores.

Con las familias poco dispuestas a gastar y muy atentas a las promociones, buena parte de las ventas de la fecha se realizaron a último momento. Lo que más se movió fueron Juguetes, donde se podían conseguir productos desde $50. Le siguió Indumentaria y Regalerías, y en el resto de los rubros la salida fue modesta, especialmente en Productos Electrónicos y Videojuegos, donde se esperaba una fecha más activa.

El ticket promedio este año rondó los $600, un 39,5% por encima del 2018 ($430). Las familias se orientaron a productos económicos, en general uno por niño o niña.

Según una encuesta realizada por la consultora Focus Market (FMK) para CAME entre 4.200 casos: el 50% de las ventas de la fecha se realizó en comercios de calles y avenidas, 27% en supermercados y shopping y 13% por internet.

Esta vez, no hubo grandes promociones, más que algunos descuentos con tarjetas y ofertas con rebajas de 30% o 40%, pero que no fueron suficientes para generar grandes ventas.

El 80,4% de los comercios físicos medidos finalizaron con descensos anuales en sus ventas. Sólo el 13,5% creció. El turismo compitió con Reyes, en parte porque las familias salen de vacaciones y omiten la fecha.

Consideraciones generales

• Los Reyes Magos 2019 mantuvieron la tendencia de los últimos años: la fecha fue modesta, con adeptos muy concentrados en los segmentos de edades pequeñas. Esa característica, sumada al menor poder adquisitivo de las familias, y cambios en los patrones de gastos donde los servicios ganan espacio constantemente, determinó que la festividad tuviera poca trascendencia para la mayoría de los comercios.

• En los locales físicos tradicionales, los 10 grandes rubros tuvieron caídas en las unidades vendidas frente a Reyes del año pasado. Mientras que en la modalidad online, 8 subieron, 1 se redujo y 1 se mantuvo sin cambios.

• El 42,5% de la venta de Reyes se concentró en Jugueterías y Rodados, seguido por el ramo Indumentaria y ropa interior, que captó el 22% de la demanda.

• Tomando los resultados generales (ventas en locales físicos + venta online), el mayor derrumbe se dio en “‘Libros y CD para niños y adolescentes”, con una baja anual de 15,1%, seguido por “Instrumentos musicales”, con una declive de 13,6%. Fueron dos sectores con poco interés, posiblemente porque generalmente eran más pedidos para edades más adolescentes, que este año quedaron más excluidos de los festejos.

• Un rubro que se movió aunque no alcanzó para mejorar frente al año pasado, fue “Golosinas y regalerías”, con una baja del 8,2%. Si bien no tiene tanta trascendencia para esta festividad, fue una buena opción para las familias que buscaron algún regalo muy económico.

• En “Indumentaria y ropa interior” se podían conseguir descuentos de hasta 40%, tanto en las grandes ciudades como en las más turísticas. Pero igual las familias fueron modestas con ese tipo de productos (el despacho cayó 12,7% en unidades frente a Reyes 2018). Igual, se vendieron bastante bien los trajes de baños y remeras.

• El ramo “Jugueterías y rodados”’ concentró 42,5% de las ventas, con 1,5 puntos más de participación que en 2018, pero igual se retrajo un 10,7% (siempre en unidades vendidas). Según una encuesta realizada por la consultora Focus Market para CAME, para los varones, desde $50 se podían adquirir autitos plásticos de diferentes modelos, por $90 una pelota de PVC para la playa, y si no, ya desde $300 muñecos de programas fantasiosos de actualidad. Para las nenas, desde $100 muñecas sencillas, o ya más sofisticadas, desde $500 los Lebebot o desde $1000 las muñecas Lol. Lo que más se vendió, sin embargo, fueron juegos de mesa (los tradicionales Ludo o Juego de la Oca desde $200 se conseguían cómodamente) y elementos para la playa.

• En el rubro “Videojuegos, consolas y accesorios” las ventas disminuyeron un 13,6%, aunque en la modalidad online subieron 1,8%. Igual no más del 15% del despacho de esos productos se realiza por internet. Lo que más salió fue juegos por internet, que se maneja todo online.



Dejá tu Comentario