caffaro de vido palomar

SE VIENE EL PALOMAR SOCIAL

El sábado 16 de mayo cerca del mediodía el Intendente Osvaldo Cáffaro y el ministro de Planificación Federal Julio De Vido anunciaron en el Salón de Actos del Palacio Municipal la creación de un Palomar Social para promover la colombófila y ratificar a nuestra ciudad como capital de esta actividad. Además entregaron la primer parte de un subsidio destinado a mejorar la sede de la Duvivier Van den Zander.

Además del intendente y del funcionario nacional estuvieron presentes dirigentes de las distintas entidades colombófilas de la ciudad como Héctor García Cosentino de la Mensajera, Sebastián Santillán de la Unión del Norte, Arturo Perrone de la Duvivier, Francisco Gravotti de La Limeña, y el presidente de la Federación Colombófila Argentina, Jorge Venere.

Zárate es cuna de la colombofilia de sudamérica y quiere, con actos y proyectos, seguir siendo la capital. El Palomar Social funcionará en la sede de la Sociedad Colombófila Duvivier Van den Zander.

Cáffaro explicó que esta acción se enmarca dentro de un programa “Mejor Club” y “se trata de recuperar aquellos espacios que con el tiempo se van dejando de lado, se van dejando de usar, donde muchos clubes han quedado sin funcionar y algunos terminan siendo un bar”.

Por su parte, De Vido dijo a los presentes que “disfruté mis mejores momentos en esta ciudad” y luego contó cómo fueron sus inicios en la colombofilia a través de hermano Francisco.

“Considero a la colombofilia un canto a la libertad, tener la posibilidad que las palomas puedan volver o no volver y no de dominarlas, sino de crear procesos de convivencia con ellas”, sostuvo De Vido.

En su discurso no dejó de lado el plano político cuando realizó una enérgica defensa del gobierno de Cristina Kirchner y destacó al intendente Osvaldo Cáffaro como uno de sus apoyos fundamentales por las obras y el cambio provocado en estos años en la ciudad de Zárate.

El proyecto

El Palomar Social es un proyecto que propone sentar las bases de una actividad recreativa que complemente las consabidas técnicas educativas, logrando así lo siguiente:

1) Potenciar la formación de niños y niñas, realizando el sentido estratégico de la inclusión social con equidad y la disminución de los efectos de la pobreza o el acceso desigual a las oportunidades deportivas, recreativas y sanitarias.

2) Enriquecer la propuesta educativa/formativa incorporando el conocimiento colombófilo en las prácticas habituales de las escuelas.

3) Incrementar la motivación, el interés y el compromiso con el entorno y el cuidado ambiental en niños y adultos.

4) Incorporar la colombofilia como un deporte de acceso igualitario para todos los sujetos educativos, más allá de posibles limitaciones que pudiera signar alguna forma de discapacidad.

5) Dar a conocer el oficio, su identidad local, generando en los niños la apropiación de la práctica de la colombofilia como posibilidad de proyecto a futuro, tanto en lo laboral como en lo recreacional.

6) Fomentar en los grupos la importancia del trabajo cooperativo para la consecución de objetivos de interés común.

7) Recuperar el rol social de las asociaciones colombófilas, tanto en su sentido deportivo como de inclusión social y el significado patrio.

Para lograrlo, el sábado se entregó la primera etapa de un subsidio que estará destinado a mejorar la sede de la Duvivier Van den Zander.



Dejá tu Comentario