imagen soto lignazzi.jpg

PROYECTO PARA INQUILINOS

“Proponemos crear un ámbito municipal que pueda intervenir ante conflictos entre locadores y locatarios”

Los concejales del Bloque PJ-FPV Lignazzi y Soto, presentaron un proyecto de Ordenanza que fue remitido a las comisiones de Bienestar Social y Legislación e Interpretación, mediante el cual se encomienda la creación de la Oficina Municipal del Inquilino como un ámbito específico para intervenir en las relaciones que se generan a partir de una relación locativa entre propietarios de inmuebles, inquilinos, las inmobiliarias, como así mismo en lo que respecta al régimen de propiedad horizontal, los consorcistas y los administradores.

Este organismo, que también existe en la Municipalidad de La Plata y que estará integrado por representantes del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos del Depto. Judicial Zárate-Campana, y entidades que nucleen a inquilinos y consorcitas, tendrá un coordinador designado por la Municipalidad, y entre sus funciones principales se destacan la de prestar asesoramiento legal a los inquilinos y consorcistas en la relación locativa con el propietario y/o inmobiliaria; promover la participación del Municipio en la protección de los derechos de los inquilinos y de los integrantes de los consorcios de propiedad horizontal frente al mercado inmobiliario; ofrecer una instancia de conciliación voluntaria para problemas suscitados entre inquilinos, propietarios, consorcistas, administradores e inmobiliarias; facilitar el acceso a viviendas en alquiler, implementando un sistema participativo para el restablecimiento del equilibrio económico en la oferta y la demanda de inmuebles, así como también recibir e intervenir frente a denuncias y/o reclamos de inquilinos, propietarios o inmobiliarias derivados de los respectivos contratos de locación y recibir reclamos por problemas suscitados en el ámbito de los consorcios de propiedad horizontal entre los consorcistas y los administradores.

Leonardo Lignazzi, concejal del PJ-FPV justificó la existencia de ésta oficina municipal expresando que “tenemos que partir que la relación entre el dueño de una propiedad y el inquilino es asimétrica, ya que la mayoría de los contratos que se redactan y se firman contienen clausulas legales que no se discuten sino que se imponen unilateralmente por el locatario”, agregando además que “si bien todo contrato debe tener condiciones dentro de la legalidad, puede haber casos en los que se incorporan cláusulas que no lo están, como por ejemplo exigir aumentos en el monto del alquiler cada 6 meses, o ajustar el valor conforme alguna fórmula determinada. También existen una serie de requisitos extracontractuales para acceder a una locación que no figuran en el contrato pero están en el uso y costumbre comercial, funcionando como condicionantes para la aprobación o no por parte del propietario, como es el caso del pago de ciertas sumas previas por distintos conceptos, la firma de pagarés y de convenios de desocupación con fecha abierta, entre otros, que profundiza la desigualdad ante el estado de necesidad e indefensión del locatario. Por eso creemos que todas estas cuestiones pueden prevenirse y. ante un conflicto suscitado, inquilino y propietario tengan un ámbito donde poder asesorarse, reclamar y lograr acuerdos que permitan equilibrar la relación defendiendo el derechos de todas las partes”.



Dejá tu Comentario