ben aysa

OBRAS EN ZÁRATE INVESTIGADAS POR EL CASO ODEBRECHT

Según el medio digital lapoliticaonline.com, el fiscal Delgado investiga el pago de sobornos para la construcción de plantas de AySA en Zárate y Berazategui.

El fiscal federal Federico Delgado pidió hoy la indagatoria de 29 personas, ex funcionarios y empresarios, por el presunto pago de sobornos de Odebrecht para la construcción de plantas de agua potable y desagües por parte de AySA en Zárate y Berazategui.

Es el primer pedido de indagatorias presentado en el escándalo Odebrecht que tiene su réplica en nuestro país, y que recae sobre los principales directivos de Odebrecht en nuestro país; sobre Carlos Ben, extitular de AySA; sobre Carlos Wagner, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción; y sobre Roberto Feletti, ex titular de Nación Fideicomisos y exviceministro de Economía durante el kirchnerismo.

Ésta es una de las causas del escándalo Odebrecht por la cual sus directivos confesaron en Brasil, donde también son investigados, haber pagado 35 millones de dólares en sobornos sólo en Argentina.

La causa que tiene en su poder Delgado y Casanello se inició en febrero de 2016 a través de una denuncia anónima en la cual se informaba que AySA tenía un presupuesto de 70 millones de dólares en obras y que muchas le fueron encargadas a empresas supuestamente conformadas por testaferros y amigos de Ben, como ser “C&E constructora”, “Cosugas”, “Enacsat” y “Transclor”.

Pero fueron dos las obras que quedaron finalmente bajo sospecha: la ampliación de la Planta Potabilizadora Paraná de las Palmas, que tuvo un sobreprecio estimado de 300.000.000 de pesos y fue adjudicada a la unión transitoria de empresas (UTE) Odebrecht Brasil, Roggio-Cartellone-Construcciones Civiles y Supercemento; y la de la Planta Depuradora del Bicentenario en el Municipio de Berazategui, que fue adjudicada al consorcio de empresas Camargo Correa S.A. y Esuco.

“Por qué lo que iba a salir 2.293.323.243,33 de pesos originalmente previstos para la Planta Potabilizadora Paraná de las Palmas, nos costó finalmente 5.150.390.531,94, por qué lo que nos iba a salir 398.152.391,91 de pesos originalmente previstos para la Planta Depuradora de Berazategui, costó 658.407.693,42!”, cuestionó Delgado.

Delgado recordó que los directivos de Odebrecht reconocieron el pago de sobornos, y que “los funcionarios públicos involucrados utilizaron las instituciones en las que se objetiva el Estado Nacional con fines particulares, para hacer negocios”.

Según la fiscalía, Odebrecht y Camargo Correa se presentaron en las dos licitaciones para las dos obras, y luego se repartieron cada una de ellas una en particular.

“En ambas obras se detectaron, entre otras cosas, sobreprecios, modificaciones en los presupuestos originales, incumplimiento de los tiempos pactados en los contratos, diferencia en la calidad de los bienes, importaciones de bienes más caros que los de la industria nacional y falta de certificaciones y de documentación que acredite el real estado de las cosas”, acusó Delgado.

En ese sentido, concluyó que “las empresas junto al Presidente de AySA y los responsables de Agencia de Planificación (APLA) y del Fideicomiso Nación al momento de los hechos investigados, engañaron al Estado nacional en las dos contrataciones, para sacar un beneficio económico a cambio”, y por ello reclamó las indagatorias de Ben y Feletti, así como de dos directivos de APLA.

Por la obra de Zárate, el pedido de indagatoria es sobre Ben, por representación de la UTE Constructora Norberto Odebrecht SA Sucursal Argentina -Benito Roggio e Hijos SA-Supercemento SACI-José Cartellone Construcciones Civiles SA contra Sergio Gouvea Pinheiro, Roberto Fabián Rodríguez, Miguel Fabián Cabanne, Gustavo Dalla Tea y Pedro Antonio Casiraghi.

El listado de imputados por el fiscal también alcanza a Diego Luis Pugliesso en representación de Odebrecht en su carácter de exportador; también contra, Aluizio Bomfim Margarido, Diego Luis Pugliesso, Allan Nogueira de Abrantes, Aurelio Gomez Leo, Lucas Patricio Cesa, Conrado Alejandro Martín, Rodney Rodrigues de Carvalho, Luis Bartolomeu, Alberto Darío Ayosa, Luis José Bartolomeu, Petronio Peres Cordeiro, Raúl Batallan y Eduardo Miguel Blomberg, todos en representación de la firma brasilera.

La gran cantidad de imputados es porque se firmaron once adendas entre AySA y la UTE conformada por Odebrecht y que modificó el precio original: según Carlos Ben intentó justificar en un escrito fue producto de la inflación, entre otras cosas.

Por la obra de la Planta Depuradora Berazategui, la imputación de Delgado está dirigida también hacia Ben, hacia Wagner, en representación de la UTE Esuco SA-Camargo Correa SA Sucursal Argentina; de Raúl Biancuzzo, entonces segundo de AySA; de Jaime José Juraszek Junior y por Sergio Gabriel Chividini (Gerente de Proyectos de Camargo Correa).

En lo que hace a esa obra sospechada, el pedido de indagatorias abarca por tres adendas que se firmaron sobre el contrato original, y que fueron involucrados Joao Frapolli de Souza Castro, Sergio Gabriel Chividini, Jaime José Juraszek Junior, Cecilia Díaz Lafarga (quien se desempeñó como Gerente Comercial de Argentina y como Gerente General del Cono Sur de Camargo Correa).

“También Vuestra señoría debe escuchar en los mismos términos a Fabián López y a Edgardo Bertolozzi, quienes ejercieron como presidente de la Agencia de Planificación durante la época de los hechos investigados, pues, como ya se ha mencionado, dicho organismo no llevó a cabo, pese a su carácter obligatorio, los controles correspondientes propios de su función” y a las autoridades de Nación Fideicomiso, quienes durante los años bajo investigación pasaron Roberto José Feletti, a Ricardo López Antonelli, a Roberto Fabián Ríos, a Esteban Alejandro Acerbo y a Enrique Osvaldo Arceo.

El pedido de indagatoria que ahora deberá analizar el juez Casanello es por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y defraudación a la administración pública.



Dejá tu Comentario