x000613874-bangk.jpg.pagespeed.ic.TUszENit8b

En Bangkok Una mujer vende su casa con ella adentro

La oferta parece interesante. Se promociona como la posibilidad de tener un vivienda con una esposa incluída!

El insólito suceso tiene lugar en Indonesia, donde un agente inmobiliario publicó una vivienda con fines de comercialización e incluyó la posibilidad de que su dueña se case con el comprador.

“Le dije a un amigo mío que trabaja como agente inmobiliario que si hay un comprador soltero o viudo que quiere comprar una casa y al mismo tiempo está buscando una mujer, puede decírmelo” afirmó la mujer. El aviso se volvió viral.

Una propietaria indonesia ofrece vender su casa y, de paso, su mano al comprador, en un anuncio que rápidamente se volvió viral en Internet.

El insólito aviso comienza como cualquiera de este tipo, detallando que la casa, de una planta, tiene dos dormitorios, dos baños, un garaje y un pequeño lago. Sin embargo, también propone al comprador una inusual oferta: “Cuando usted compre esta casa, podrá pedirle a la propietaria que se case con usted”.

Y para ilustrar la propuesta, aparece una fotografía de Wina Lia, una viuda de 40 años y propietaria de un salón de belleza. El anuncio añade que la oferta es “para compradores serios y no es negociable”.

La propiedad se encuentra en Sleman, en la isla de Java, y está en venta por 999 millones de rupias, unos 75.000 dólares. El anuncio pronto se volvió viral en las redes sociales, muy populares en Indonesia.

Wina Lia dijo que está “muy sorprendida por la reacción”, ya que desde entonces llegaron muchos periodistas a entrevistarla, e incluso ha sido interrogada por la policía de este país de mayoría musulmana.

Según explica, “la policía vino a verificar la noticia, porque consideran que es un anuncio inapropiado. Pero yo les expliqué que no fue mi idea”. Wina Lia, madre de dos hijos, cuenta que le pidió a un amigo, agente inmobiliario de profesión, que la ayudara a encontrar un comprador y de paso un marido.

Esperaba que el amigo pasara la información a un número reducido de personas, no que publicara el anuncio el Internet. “Le dije a un amigo mío que trabaja como agente inmobiliario que si hay un comprador soltero o viudo que quiere comprar una casa y al mismo tiempo está buscando una mujer, puede decírmelo, porque yo también soy viuda”, dice.

Según ella, hubo muchos interesados pero por el momento sólo hay un comprador potencial. Visitó la casa el miércoles, pero se negó a dar detalles sobre su identidad.



Dejá tu Comentario