CORTE-LUZ_658x350

La deuda por la Luz, las amenazas de corte y ¿una respuesta anticipada?

En el día de ayer tomó trascendencia en medios nacionales la deuda que distribuidoras como la Cooperativa de Electricidad de Zárate tienen con Cammesa, la administradora del mercado eléctrico.

La nota publicada por La Nación dice:

La reducción del déficit fiscal, obsesión del presidente Mauricio Macri y principal tarea del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, está a punto de cobrarse dos víctimas inesperadas. Cammesa, la administradora estatal del mercado eléctrico, amenaza a las distribuidoras de Chaco y de Villa Gesell con cortarles el suministro si no se ponen al día con la millonaria deuda que mantienen por no haber girado los fondos para pagarles a las generadoras. Son los primeros casos de una larga lista de deudores.

Hasta ahora, esa cuenta la cubre parcialmente el gobierno nacional. Sin embargo, para cuidar la caja en un contexto de austeridad presupuestaria, activó los mecanismos para achicar en los próximos días el suministro de luz a esos distritos. Si eso ocurre, las autoridades deberán tomar medidas para disminuir su consumo -por ejemplo, mediante la disminución del alumbrado público- y que las restricciones no afecten a los hogares.

Así se desprende de documentación de Cammesa, la compañía administradora del mercado eléctrico, que vio LA NACION. Se trata de una empresa mixta integrada por los actores del sector, pero conducida por el Gobierno. Entre sus tareas figuran la organización del despacho, el cobro a las distribuidoras (como Edenor y Edesur) y el pago a las denominadas generadoras, como Yacyretá, Costanera y Central Puerto, entre muchas otras, que son las encargadas de producir la electricidad.

En total, las distribuidoras deben $36.500 millones. De ese monto, una parte ya se renegoció, pero otros $19.500 millones se acumularon en los últimos tres años. Es la parte que el Gobierno busca cobrar de inmediato.

Así se desprende de documentación de Cammesa, la compañía administradora del mercado eléctrico, que vio LA NACION. Se trata de una empresa mixta integrada por los actores del sector, pero conducida por el Gobierno. Entre sus tareas figuran la organización del despacho, el cobro a las distribuidoras (como Edenor y Edesur) y el pago a las denominadas generadoras, como Yacyretá, Costanera y Central Puerto, entre muchas otras, que son las encargadas de producir la electricidad.

En total, las distribuidoras deben $36.500 millones. De ese monto, una parte ya se renegoció, pero otros $19.500 millones se acumularon en los últimos tres años. Es la parte que el Gobierno busca cobrar de inmediato.

De la información que se publica se desprende que la Cooperativa Eléctrica de Zárate le debe a Cammesa cerca de 168 millones de pesos.

Pero por otro lado en una entrevista realizada por MZ al Presidente de la CEZ, José Luis Mangini, el pasado 21 de febrero el propio Mangini reconoce que para no trasladar el aumento de la energía en una cuota a los usuarios la Cooperativa “genera” una deuda con Cammesa.

Nota del 21 de febrero:



Dejá tu Comentario