gabriela

GUELVENZÚ HABLÓ DE CARA AL 22

“Creo que la gente se dio cuenta de que el problema de la Argentina es que está mal gobernada”, resaltó el ex candidato a intendente del Cambiemos.

El dirigente del PRO Julián Guelvenzú se refirió al resultado de las elecciones del 25 de octubre y la posibilidad que Mauricio Macri se imponga el 22 de noviembre en el balotaje.
-Las elecciones del domingo 25 fueron una sorpresa para la mayoría. A usted como dirigente del PRO acá en Zárate los resultados seguramente lo alegraron mucho. ¿Cómo analiza lo que pasó?
-Yo no soy analista político, pero sí soy un hombre preocupado por cómo le va a la sociedad en la que vive. Por eso me metí en política. En ese sentido, creo que la gente se dio cuenta de que el problema de la Argentina es que está mal gobernada.
-Explique eso un poco más, por favor.
-Lo que quiero decir es esto: todos sabemos que la Argentina es rica en recursos de toda clase, especialmente en alimentos, que es lo que el mundo más demanda hoy por hoy. Por supuesto, también en recursos humanos: hay argentinos destacándose en todas las actividades y en todo el mundo. La conclusión que saco es muy simple: el país no tiene ningún motivo para estar como está, salvo tener malos gobiernos. Lo que digo para la Nación vale también para la provincia: Buenos Aires no tiene por qué presentar el aspecto que muestra hoy. Me parece que la gente terminó de convencerse de que vivir mal no es una fatalidad inevitable, y reclamó un cambio. Se sacó de encima la resignación.
-La gente de Scioli argumenta que ese cambio podría ser un salto al vacío, que ellos tienen más experiencia.
-La gente que viene estando desde hace mucho tiempo nos prometió muchas cosas en cada elección, y después no nos cumplió, y acá incluyo a nuestro intendente. En cambio, el PRO gobierna la ciudad de Buenos Aires desde hace ocho años y la ciudad de Buenos Aires cambió. Entonces quiere decir que se puede. Y la gente se animó a darle una oportunidad al cambio. Además hay un tema de estilo, de maneras de gobernar, que me parece que también contribuyó a que el domingo 25 pasara lo que pasó.
-¿Qué quiere decir cuando habla de estilo?
-En Cambiemos hay un equipo que funciona en serio como equipo, las propuestas se discuten, el funcionamiento es mucho más dinámico. Hay menos prepotencia, menos descalificación del que dice cosas con las que los de arriba no concuerdan. Hay menos ganas de dividirnos, menos “bajada de línea”, menos cadena nacional.
-¿Usted cree que Macri, si gana el balotaje, y María Eugenia Vidal y los intendentes de Cambiemos van a poder contra los punteros y representantes que ahora van a pasar a ser opositores?
-La gente, el votante, es menos tonto de lo que algunos dirigentes creen. Ese votante votó justamente para terminar con mucho de esa realidad. Tenemos una sociedad que tiene muchos valores positivos: la gran mayoría somos gente de trabajo, gente de familia, que nos gusta juntarnos con nuestros amigos, que queremos progresar con creatividad y esfuerzo, que queremos vivir en un ambiente seguro para nuestros hijos. Eso hoy no lo tenemos. Claramente no está. Alguien dijo hace poco que los argentinos somos mejores que esta realidad que tenemos hoy, y yo comparto eso. Macri, María Eugenia y tantos otros no son ni creen ser personajes especiales, tocados por alguna vara mágica. Saben que llegan a donde llegan porque representan a una mayoría que se hartó de vivir como vive. Entonces, esa misma sociedad va a saber distinguir las críticas válidas y honestas que puedan hacérsele a los nuevos gobiernos de las chicanas y maniobras de algunos para retener el poder que ahora perdieron.



Dejá tu Comentario