IMG-20160417-WA0038

Continúan los trabajos de asistencia y servicios públicos en las zonas ribereñas

“Es una situación crítica, como en muchas ciudades que están a la vera del río”, dijo esta mañana el Secretario de Gobierno municipal Lic. Claudio Borrelli, al explicar las tareas desarrolladas por el Municipio para asistir a los damnificados por la crecida del río Paraná.

Borrelli indicó que ayer a las 20.00 hs la altura del río llegó a 2 metros 80 centímetros, 40 centímetros más que la altura crítica. Esta situación obligó a redoblar esfuerzos para intentar que las casas ubicadas en las zonas ribereñas no sufrieran el temporal.

Como ocurre habitualmente, las zonas más afectadas fueron el sector isleño, la zona de Pasuco, y los barrios Bosch y Villa Angus. En estos últimos se colocaron bombas de extracción de agua monitoreadas las 24 horas para intentar contener el desborde del río.

“En Bosch y Villa Angus estuvimos cerca de tener que evacuar a varias familias”, contó el funcionario, quien destacó que desde la medianoche el Intendente Osvaldo Cáffaro estuvo en el barrio poniéndose a disposición de los vecinos y coordinando los trabajos realizados por las diferentes áreas municipales.

Esta presencia municipal permanente en los barrios ribereños también contó con la ayuda de Bomberos Voluntarios, Cruz Roja, Prefectura Naval y otras instituciones locales.

De ser necesario, el Campo Social y Deportivo Municipal está preparado para recibir a evacuados en caso que en las próximas horas el río siga creciendo.

También en Villa Angus la Secretaría de Salud instaló la Unidad Sanitaria Móvil con médicos y enfermeras para atender a los vecinos del barrio ante cualquier emergencia o consulta.



Dejá tu Comentario