10606534_675101825913692_5936691516537877099_n

CARTA ABIERTA: LA MUERTE DE PABLO ES EL COMIENZO DE UNA ARGENTINA UNIDA

Pablo ya no va mas a su trabajo, ni volvió a su casa para estar con su esposa, ni pudo concluir su videojuego soñado, no comió más su asadito de fin de semana con sus papis y hermanos, no miró más su Boca querido con su Viejo.

Pablo se fue, se lo llevaron, se nos anticipó, nos espera.

La realidad es que tantas vidas se pierden y se seguirán perdiendo, mientras como sociedad sigamos tolerando tantas peleas y divisiones inútiles, donde nunca queda en claro quién debió hacer y no hizo, o hizo y no debía hacer.

El caso esta ‘resuelto’, el obrar conjunto de la ciudadanía (cinco testigos auto convocados, valientes y comprometidos), la impecable labor de jueces y fiscales, y la muy eficiente búsqueda de la policía, dieron con la otra ‘victima’, el chico de 18 años que mató a Pablo.

Como sociedad se destruyeron tres o tal vez cuatro familias, pero se puede afirmar que habrá justicia.

Como venimos repitiendo desde la tragedia, la justicia no devuelve vidas y en nuestro caso ni siquiera trae consuelo. La Gracia de Dios sí, y es en ella donde depositamos nuestra fé.

Podemos soportar a los buitres, el dólar a 15 pesos, la inflación a 50%, y la caída del PBI, pero la pérdida de nuestro hijo es imposible de sobrellevar, hay tiempo, el cambio es posible.

Súmense a: pablosemilla.nuevageneracion@gmail.com

Mamá y Papá de Pablo



Dejá tu Comentario