Taller protegido 2

ARROJAN RAMAS FRENTE AL TALLER PROTEGIDO

La Dirección General de Inspección municipal recibió hoy una denuncia del Taller Protegido “Mi Refugio”, quienes advertían que desconocidos habían arrojado gran cantidad de ramas producto de una poda en la dársena de la institución.

El principal problema es que la dársena debe estar liberada porque es imprescindible para el descenso y ascenso de las personas que asisten al Taller Protegido, que en su mayoría se movilizan con dificultades físicas.

Además, está establecido que las ramas de la poda deben colocarse en bolsas o en atados que no superen el metro cúbico o en volquetes, para evitar que se genere basura en la ciudad.

Los inspectores no pudieron conocer la identidad de quienes arrojaron de manera indebida esas ramas en el lugar, pero sí se comprometieron a gestionar la rápida limpieza para no entorpecer el normal funcionamiento del Taller.

Las autoridades del establecimiento se mostraron muy indignadas con lo sucedido ya que la semana pasada desmalezaron su patio y para no ocasionar problemas alquilaron un volquete. Pero el lunes se encontraron con esta desagradable sorpresa.

Inspección detalló, además, que existen fuertes multas para aquellos vecinos que arrojen los residuos de las podas en la vereda sin embolsar o atar y que si se trata de árboles ubicados en la vía pública necesitan de una autorización municipal.

En esta época del año es habitual que los vecinos realicen poda en sus jardines, pero desde Inspección municipal detallaron que intensificarán los controles para evitar que ramas y hojas sean arrojadas sin control en la vía pública.

Información municipal



Dejá tu Comentario