ARANGUREN

ARANGUREN HABLÓ SOBRE LOS CONTRATOS DE ATUCHA

En el sitio clarin.com este lunes 28 de marzo se publica una nota firmada por el periodista Martín Bidegaray donde al igual que en la publicada en el día ayer se asegura que la obra de Atucha III se iniciará en el 2017, pero deja en la claro que el contrato de los trabajadores termina el 31 de marzo y ese contrato no se extiende.

Nota de clarin.com :

La construcción de la central térmica Atucha 3 se hará durante el próximo año. Mientras tanto, los funcionarios nombrados por el kirchnerismo para esa tarea y las empresas contratistas que prometieron empleos sin una obra que los respalde, tendrán que esperar. “El presupuesto no está aprobado”, afirma el ministro de Energía, Juan José Aranguren. “Las obras se hacen con seriedad”, enfatiza.

La inversión para este proyecto podría superar los 5.800 millones. Y las condiciones que el kirchnerismo pretendió dejarle a la gestión actual no resultan aceptables para el Gobierno.

Para empezar, está el financiamiento.  “No hay nada firmado, solo conversaciones. Y China está condicionando la financiación de la tercera central nuclear, que se hará con la tecnología nacional Candu -la misma que se utilizó en Embalse-, a que le damos la cuarta central nuclear y que se haga con tecnología china”, puntualiza Aranguren,

 De esta forma, el prestamista pretende imponer las condiciones económicas y técnicas de otra futura central nuclear. “Es lo que voy a hablar con las autoridades chinas en un encuentro esta semana. Nosotros tenemos que definir las características del proyecto”, señala. La financiación atada a condicionamientos podría no resultar “buena para los intereses del Estado nacional”, según Aranguren.

Como antecedente, la Argentina firmó un convenio de financiación para las represas hidroeléctricas de Santa Cruz que implica un préstamo chino por US$ 4.700 millones, pero el pago de intereses y seguros que elevan los contratos a US$ 6.000 millones. De existir un arreglo con los holdouts, el país podría salir a buscar capitales para las centrales nucleares a otras tasas de interés y mejores términos de financiación, según contó Aranguren a Clarín en una entrevista publicada ayer.

Otra de las polémicas sobre Atucha 3 es la llamada “unidad de gestión”. Se trata de un grupo de funcionarios nombrados por el kirchnerismo que se estarían arrogando potestades futuras, cuando sus funciones cesaron, según define Aranguren.

“La unidad de gestión fue implementada para terminar Atucha 2. Debió dejar de tener sentido una vez que realizó Atucha 2”, especifica el ministro. “Ellos quieren continuar esperando Atucha 3 y Atucha 4, pero no corresponde”, marca el ministro.

La unidad de gestión le hizo promesas al sindicato de la construcción (UOCRA) y empresas contratistas sin contar con el dinero para esas obras. “Se hace dificil mantener gente para esperar un proyecto. Las contratistas de NA-SA (Nucleoeléctrica Argentina, la sociedad estatal que se encarga de las obras nucleares) terminan su tarea el próximo 31 de marzo y ese contrato no se extiende”, setencia el ministro.

El gobierno nacional no está dispuesto a pagar a contratistas por promesas que hizo el kirchnerismo. “Falta un proyecto ejecutivo definido y acordar la financiación correspondiente. La obra estará iniciándose a partir de los primeros meses de 2017. Cuando empiece la obra formalmente, las contratistas tendrán la tarea que les corresponde”, recalca.

Las promesas a China realizadas por el kirchnerismo son sujeto de revisión. Quizás continúen algunas obras conversadas, pero con modificaciones.



Dejá tu Comentario